La defensiva de los Raiders necesita un esquema sencillo.

El balance importa y las estadísticas de los Raiders no mienten.

Cada equipo necesita encontrar ese equilibrio entre la ofensiva y la defensiva; los Raiders han demostrado que la posición más importante dentro del campo la tienen cubierta y está funcionando bien, tan bien que los Raiders están a un paso de regresar a postemporada si tan sólo contaran con una defensiva con resultados decentes, éstos se pueden dar si se logra implementar un esquema defensivo sencillo principalmente para el perímetro defensivo de los Raiders.

En efecto, la ofensiva de los Raiders necesita mejorar en muchos aspectos, pero ahora no entraremos en detalle de aquello que necesita mejora; Derek Carr tiene que proteger mejor el balón cuando se vea obligado a correr; el otro aspecto que más impacta es la efectividad dentro de la zona roja. De acuerdo a estadísticas de PFF, con respecto a la temporada pasada, Carr tuvo el menor porcentaje de TD dentro de la zona roja desde el 2016, el último año en el que los Raiders jugaron en la postemporada. La ofensiva realmente tiene todo lo necesario para revertir esos números, con un buen trabajo de la defensiva (a través de un esquema defensivo sencillo) y la continuidad que ha mostrado la ofensiva, deberíamos ver mejoras considerables en esta temporada.

El papel de la defensiva también es fundamental, y aunque de este lado del balón las áreas de mejora son más, tal vez lograr una defensiva decente, no será algo que le cueste tanto trabajo a Gus Bradley y compañía.

Hay mucha incertidumbre (totalmente justificada) con respecto a cómo funcionará la defensa de los Raiders o qué resultados traerá. Más allá de esa incertidumbre, están los hechos, y el hecho más importante para la defensiva de los Raiders es que terminaron solo siete lugares lejos de ser la peor defensiva de la NFL.

Buscando soluciones con un esquema defensivo sencillo.

Bradley necesita implementar un esquema defensivo sencillo, es decir, lo menos complicado posible para que ésta joven defensiva puedan reaccionar y ejecutar eficazmente. Para ser eficiente, la comunicación debe de fluir en toda la defensa, y la retroalimentación que se genere dentro del campo, donde Bradley no está, será clave para empezar a evolucionar como defensa. Si la comunicación es efectiva y clara, tendrá mucho que ver con que Bradley tenga un jugador “ancla” en cada grupo defensivo.

Un “Cover 3” es: sencillo, versátil y fácil de ajustar.

Bradley es bien conocido por lo que consiguió con la “Legion of Boom”; haber llegado al Super Bowl XLVIII y dominar a Denver de esa manera, fue gracias a que los cuatro jugadores que cubrían la zona corta y la zona media del campo bajaban muy rápido a tacklear y ayudar a la línea defensiva, mientras que los 3 que cubrían la zona profunda del campo tenían la habilidad para identificar el desarrollo de la jugada efectivamente.

En la línea defensiva, su jugador “ancla” es el ala defensiva Yannick Ngakoue (yah-NEEK in-GAH-kway). El tipo de liderazgo y experiencia que el ex-Terrapin aporta a la defensa de los Raiders ayudará a traducir e implementar eseqiuamaplan de Bradley. Aunque sea la primera temporada de Ngakoue en la defensiva de los Raiders, el veterano de cinco años ha demostrado constantemente desde su primer año en la liga, sus habilidades físicas y la capacidad de jugar a un buen nivel cada temporada. La línea defensiva tiene muchos jugadores que permite rotarlos dependiendo el paquete defensivo que se quiera usar en el momento. Y al momento parece que es un grupo sólido, con una mezcla interesante de juventud y experiencia. Maxx Crosby se sigue viendo ágil y fuerte, Quinton Jefferson ha conseguido buenos números deteniendo la carrera y, además, contar con el cuatro veces All-Pro cuatro Gerald McCoy, elevará la competencia dentro de una unidad que necesita meter presión constante a los QBs rivales así como frenar el ataque terrestre.

Nicholas Morrow (50) linebacker de Las Vegas Raiders (Imagen de Matt Aguirre/Las Vegas Raiders)

El jugador “ancla” dentro del grupo de LBs no ha jugado un sólo snap para Bradley, eso no quiere decir que no se conozcan; Bradley dejó claro que Nicholas Morrow es el jugador que está en pisición para aforntar el liderazgo de la defensa. Desde el 2017, Morrow es el LB con más continuidad en la defensiva de los Raiders. Muchos linebackers han ido y venido, pero Morrow ha estado ahí y su actuación habla por sí sola, la temporada pasada como el único jugador de la NFL con al menos tres capturas de quarterback y nueve pases defendidos, esos nueve pases defendidos ocuparon el primer lugar en la liga entre todos los linbeackers. Otra razón válida para que los Raiders volvieran a firmar en marzo al graduado de Greenville (equipo de División III de la NCAA, el otro jugador que viene de esa división es el TE Derek Carrier, quien jugó en Beloit).

En el grupo de backs defensivos, el papel de “ancla” le pertenece a Casey Hayward Jr. Obviamente, está familiarizado y se siente cómodo jugando bajo el esquema de zona de Bradley. Hayward busca renovarse en la defensiva de los Raiders y hasta ahora, le lleva la delantera a Damon Arnette para quedarse como titular. Su contribución en un grupo muy joven de backs defensivos podría impulsar la unidad de inmediato y finalmente hacer que entiendan cómo jugar en este nuevo esquema. La inversión que se ha hecho en ésta unidad tiene que rendir frutos ya.

Las debilidades defensivas por aire y por tierra son bastante evidentes, afortunadamente para los Raiders tienen un híbrido que puede ayudar bastante a cubrir ambas debilidades. Las habilidades de Divine Deablo hicieron que brillara como safety en los Hokies de Virginia Tech, mientras que sus atributos físicos lo hacen ideal para dar soporte a la carrera dentro del cuerpo de linebackers. Independientemente de si Deablo juega como LB o S, no podemos dejar de considerar todos los picks que se le han dedicado en el Draft de la NFL a los backs defensivos durante los últimos años.

AÑOCBSDB
2021Nate HobbsTrevon Moehrig
Tyree Gillespie
Divine Deablo
2020Damon Arnette
Amik Robertson
2019Trayvon Mullen
Isaiah Johnson
Johnathan Abram
2018Nick Nelson
2017Gareon ConleyObi Melifonwu
Shalom Luani
2016Karl Joseph
Los jugadores en negritas están actualmente en el equipo.

Saber jugar “Cover 3” es básico y muy sencillo, como resultado, es bastante vulnerable a una defensiva secundaria sin la disciplina para esperar al correcto desarrollo de la jugada y no anticiparse. La joven defensiva de los Raiders tiene que ser lograr tener comunicación dentro del campo, con gente de confianza del coordinador defensivo en cada departamento, se puede lograr.

Leave a Reply